Este riesgo está presente al manipular sustancias utilizadas en diversas actividades
médicas (desinfectantes, derivados del iodo, antibióticos, etc.), /o durante las
operaciones quirúrgicas donde pueden producirse proyecciones de pequeños
fragmentos de hueso, tejido, fluidos, etc.

Otro riesgo puede ser la proyección de fragmentos de vidrio procedentes de la rotura
de material de vidrio debido a una sobrepresión , sobre todo si no se utilizan
procedimientos de trabajo seguros.

Los daños que principalmente pueden darse son lesiones leves, graves, o muy graves,
especialmente si afectan a la cara o, sobre todo en los ojos. Si se trata de productos
de toxicidad elevada o de fluidos orgánicos contaminados, la proyección puede
implicar además su absorción a través de la piel, etc. Con los riesgos adicionales que
ello puede suponer.

MEDIDAS PREVENTIVAS

Utiliza gafas de seguridad y mascarilla o pantalla facial cuando exista el riesgo de
proyección de fragmentos o partículas. Si usas gafas correctoras, utiliza gafas de
seguridad con cristales correctores adecuados o puestos sobre tus lentes habituales.

Cuando manipules sustancias o fluidos orgánicos contaminados, sigue los protocolos
de trabajo establecidos para cada caso.

En caso de impacto de sustancias o partículas sólidas en los ojos, lavarlos con
abundante agua y, si no dispones de los conocimientos necesarios, consulta
inmediatamente con un médico especialista.